La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

9/15/2010

El insulto metódico.


Si hay algo que realmente me sorprende es la facilidad que existe para la crítica en aquellos que no tienen ni idea. El tema de este artículo tiene que ver con las palabras de ayer de Warren Buffet y en general con cualquier comentario contra el “consenso” general.
Y es que de repente aparecen expertos en cualquier tema. El otro día leyendo los comentarios a un post de Marc Gené sobre el circuito de Singapur no podía salir de mi asombro. Muchos le criticaban su análisis acerca del circuito. Decían ¡qué no tenía ni idea! De repente en este país en cuatro años la gente ha hecho un máster en fórmula 1. Ahora todos saben de estrategias de equipo, del kers, de motores, de aerodinámica...

Las reacciones al comentario de Buffet de ayer eran parecidas. Uno de los comentarios que leí a la noticia fue “¿qué han fumado esos?”. Bien, yo no quiero decir que esté de acuerdo con el escenario que él plantea, ni siquiera me planteo la ética (o falta de ella) del por qué lo dice (aunque criticar de falta de ética a un multimillonario que no solo va a donar la mitad de su fortuna sino que ha convencido a otros para que lo hagan es de locos). Lo que desde luego sí que me planteo es que a lo mejor Buffet sabe un poquito de lo que habla. Solo un poquito.

Buffet no se hizo rico en la vendimia, ni vendiendo sartenes, ni montó un negocio de secadoras, Buffet se ha forrado en los mercados financieros (no menosprecio los negocios anteriores, por supuesto, me refiero a que si se hubiera hecho rico vendiendo sartenes, sabría de sartenes, digo yo). Y a mi no me importan las opiniones, los “ha tenido suerte”, ni los “si yo hubiera”. Me interesan los números. Y los de este señor en cuestión son sencillamente irrebatibles.

Por eso yo podré estar o no de acuerdo con su visión de la economía, pero desde luego no pienso ni plantearme si está loco. Creo que su opinión es mucho más respetable que la de cualquier otro, porque el pasado le avala. Ocurre lo mismo, pero al contrario, con Santiago Niño Becerra. Aunque el escenario que plantea para España es prácticamente de revolución social (una caída del PIB del 9,0% y un 30% de paro no pueden ir separados de consecuencias sociales) no tengo absolutamente nada que decir. Porque este señor no es alguien que salió de la nada para hacer un comentario. Su pasado también le avala. Estaré o no de acuerdo con él, pero no voy a ir por la vida diciendo que qué se ha metido. Más que nada porque sé que es: se ha metido muchas horas de análisis económico. Y esa droga, a mi también me gusta.

Hace un tiempo, cuando Krugman estuvo en la facultad de Sevilla se repitió la situación. Unos tipos, en un programa de debate de una televisión criticaron rayando el insulto (insulto doble: a Krugman y la inteligencia del espectador) la visión de Krugman sobre España. Unos tipos que 10 minutos antes habían estado discutiendo de educación y media hora después discutían de ciencia. Gente que, por supuesto, ni eran pedagogos, ni eran economistas, ni eran científicos. Pero aún así no les importaba en absoluto criticar el escenario macroeconómico de un premio nobel. De vergüenza.

Insultar o criticar es sencillo, gratis y ahora gracias a internet, también anónimo. Pero qué podemos esperar de una sociedad que critica a sus maestros sin ninguna vergüenza y sin tener ni la menor idea de lo que habla. Si nos ponemos a buscar otros ejemplos da hasta miedo (lo del primo de Rajoy, los entrenadores deportivos, etc).
En fin, está claro que siempre hay alguien que sabe menos que nosotros, pero desde luego, siempre hay alguien que sabe mucho más. Por eso a veces es mejor aplicarse el cuento ese de que más vale estar callado y parecer idiota que abrir la boca y demostrarlo.

9/10/2010

El trabajo de un analista


Esta semana, echándole un vistazo a uno de esos “encuentros digitales” con un analista, encontré una respuesta sin desperdicio: Uno de los lectores preguntaba, literalmente, “¿futuro de Gamesa a corto, medio y largo plazo? Gracias”, a lo que el analista contesta: “El futuro sólo lo conoce Dios... Siento no poder responder. Gracias a ti”.

No voy a añadir mucho hoy a lo que ya comenté en el post sobre lo que son los analistas, pero desde luego quiero subrayar algo que no son: adivinos (aunque muchos lo pretendan). Parece complicado de entender, pero es muy sencillo si conocemos qué trabajo hace un experto en un medio de comunicación. Para ponernos en escena, los medios de comunicación no pagan a los analistas que van a sus programas (excepto casos en los que se trate del “experto de casa”, como en algunos periódicos y revistas que tienen analistas propios). Una vez sabiendo esto, que el analista no cobra, es fácil entender algo que ya he comentado en otros post y que no paraba de repetir mi abuelo: “los consejos siempre valen dinero”. Una cosa es que nos digan una opinión y otra un consejo. Partiendo de esta base, debemos entender que al analista hará lo que pueda por ayudar, porque le conviene para su “imagen de marca”, pero no será igual que cuando trabaja para un cliente. De ningún modo.

Por otro lado no está de más conocer cuál es el trabajo de un analista: consiste en medir cuál será el escenario más probable en el futuro. Pero no el que ocurrirá, esto es imposible de averiguar. Todo aquel “experto” que trabaje de otro modo realiza análisis sin valor, puesto que por muy alta que sea la probabilidad de su escenario, es imposible que nunca sea la que después ocurrirá exactamente.

Un analista, cuando participa en un consultorio en el que le bombardean a preguntas sobre todos los activos, valores y sectores que existen en el mundo, solo puede responder de dos formas: o por lo que ha leído en informes, si tiene una gran memoria, o haciendo técnico rápido y normalmente no muy bien. No existe un solo analista en el mundo profesional que abarque todo, por lo que es imposible que nos responda a todo y bien. Es más, cuando uno responde a un espectador o a un oyente no sabe dos cosas fundamentales: ¿cuál es el perfil del inversor? ¿cuál es el tamaño de su capital? Sin poder responder a estas dos preguntas todo análisis pierde su sentido.

Lo que ocurre es que el trabajo del analista es plantear la probabilidad de todos los escenarios, no adivinar cuál se producirá en el mundo real. Una vez planteado el escenario, el inversor o especulador debe decidir algo que será fundamental en el desarrollo de su vida en bolsa: cuánto dinero del total de su capital va a arriesgar en esa inversión. Money Management, segundo pilar de las inversiones, tan fundamental (o más) que el análisis del valor, sobre todo para aquellos que hacen intradía o swing. O dicho de otra manera: protección del capital.

Porque el dinero es nuestra herramienta de trabajo. ¿Os imagináis un pescador que no cuida su barco? ¿un carnicero que no afila los cuchillos? Pues eso mismo es un trader que no cuida su dinero.

9/03/2010

Nueva revista de mercados

Desde que en el año 2009 se dejara de publicar la revista "gestión alternativa" no ha existido en español ninguna publicación (salvo, por supuesto, los blogs) especializada en Trading. Quitando las revistas que tenemos actualmente, que están más enfocadas a inversores no demasiado activos y los artículos que publican sobre trading son para los muy novatos, ahora mismo para los traders españoles no hay nada y están obligados a acudir al idioma del señor William.
¿Nada? Error. Alguien muy conocido en esta comunidad (jerome gekko, sin ir más lejos) ha desarrollado una de las mejores ideas que le han pasado al trading en lengua española en este año. Con un grupo de colaboradores realmente solvente y con experiencia de sobra (quitándome a mi, que la verdad me siento como el alcalde de hobbiton en una reunión del G7) ha elaborado un producto de primera categoría, más que interesante y que cubre un hueco que estaba muy vacío y pidiendo a gritos que alguien lo rellenase.
El primer número es un festival de artículos de división de honor, lectura obligada para aquellos que estamos interesados por este mundo de la bolsa (para algunos un espectáculo, para otros un modo de vida y para los demás una habitación oscura llena de silencio). Muchas de las personas a las que admiro, de las que hablo y "linko" en este blog son colaboradores en la revista.
En fin, que no quiero que parezca peloteo, pero ya te lo dije en persona, también por email y ahora aprovecho el blog para agradecerte tu empeño (horas de trabajo y me imagino que de salud) en sacar adelante un proyecto de esta categoría.
Te deseo mucho éxito y sigo "flipando" de que hayas contado conmigo para este viaje.

La revista la podemos encontrar en http:www.hispatrading.com

Ahora bien, se echa de menos una sección de cotilleos del mundillo. Se puede conseguir, y si no no hay más que ver Funds People, extraordinaria revista de fondos de inversión, con artículos técnicos, colaboradores de primera y en la que además uno se entera de lo que va pasando en el sector en España.