La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

12/04/2015

Voto en blanco, voto nulo y abstención

El otro día comentábamos cómo funciona el sistema electoral español, y lo poco representativo que es de la voluntad de los votantes. Subrayábamos que no es el sistema D´hont o el mínimo exigido del 3%, sino principalmente las circunscripciones electorales, las que creaban esta injusticia.

Hoy vamos a seguir profundizando un poco, aclarando qué ocurre cuando votamos en blanco, cuando votamos nulo o cuando no votamos.

VOTO EN BLANCO: Se considera un voto en blanco cuando no hay papeleta dentro del sobre. En las elecciones de 2011, el 0,97% de los votos fueron en blanco (a los que habría que añadir el 0.01% que consiguió el partido Ciudadanos en Blanco).

Se pueden buscar muchos significados al voto en blanco. De acuerdo a la opinión de mi  profesor de derecho político (uno de los padres de la constitución) en primero de carrera era que el que vota en blanco señala que está de acuerdo con el sistema, pero que no encuentra un partido que termine de representarlo. Es bonito verlo así, pero el hecho, es que el voto en blanco es un voto que se regala a la mayoría.

De acuerdo a la ley electoral española, un voto en blanco se considera válido, y se suma al total de votos computados para hacer el recuento de escaños, aunque no se asignan a ningún partido. Recordamos en el pasado artículo, que de acuerdo a la actual ley electoral se excluye del recuento a aquellas candidaturas que no obtengan al menos el 3% de los votos. 

Votar en blanco, por lo tanto, hace aún más difícil que estos partidos consigan un escaño.

El partido Ciudadanos en Blanco es otra forma de votar en blanco. Con el mismo resultado que lo anterior si no consigue escaño, pero si lo consigue aseguran que dejarán el escaño realmente en blanco: no acudirán ni a las reuniones ni votaciones, etc.

VOTO NULO: En España es bastante fácil el sistema de votación, por lo que el voto nulo suele ser sobre todo consciente. Un 0,9% de los votos en las elecciones de 2011 fueron nulos.

El voto nulo no computa, por lo tanto no tiene el efecto anterior de perjudicar a las minorías. Sin embargo, probablemente al reducirse el número de votos a terceros y cuartos partidos, en favor de los mayoritarios, y dado el sistema D´hont, de algún modo favorece a los partidos mayoritarios. Pero el efecto debería ser pequeño.


ABSTENCIÓN: En España votar es un derecho, no una obligación. Por lo tanto, abstenerse es perfectamente lícito. Eso sí, en España no hay mínimos exigidos para que una votación sea válida. Así que aunque se abstenga una amplia mayoría de los votantes, los resultados son igualmente válidos.

Del mismo modo que el voto nulo, la abstención favorece en general a los grandes partidos, pero con un efecto que debería ser muy pequeño.



Tomás García-Purriños, CAIA
@TomasGarcia_P




1 comentario:

fuynfactory dijo...

si la mayoría se abstiene ilegitima el poder, eso quiere decir que si se solo se vota el 5% y en la calle se alza el 5.1% de la población en manifestación contra los poderes, este caería, por eso es muy importante las cifras de participación de las manifestaciones

y por lo tanto abstenerse no es igual que el voto nulo ya que representa que no sientes participe del sistema, hay países que multa si te abstiene, incluso en cada elecciones se recoge quien vota y quien no, siento la abtencón muy importante por que no se puede saber quien ha votado que pero si quien se ha abstenido

si te abstiene no te quedes sentado rebelare y manifestare, si no se hace ellos van a gobernar aunque solo vote el 0,0001 % de votos del pueblo

Publicar un comentario