La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

6/27/2016

Lo llaman democracia... ¿y si lo fuera? 26J

Como ya es tradición en este blog, el día después de las elecciones traemos cómo hubiera sido el resultado de existir una circunscripción única (esto es, que el voto de cada persona valiera lo mismo).

Y como siempre, contamos los votos blancos y nulos como un partido más. Porque desde nuestro punto de vista, lo lógico y lo justo es que cada escaño en blanco estuviera vacío.



En este contexto volvemos a lo de siempre. El PACMA, con casi tantos votos como el PNV, queda sin representación.

Pero no vamos a caer en la falacia de culpar a los partidos nacionalistas, porque no son ellos quienes roban el grueso de escaños. De hecho, en un sistema proporcional de circunscripción única, ERC y Bildu tendrían la misma representación, y PNV y CDC tan sólo un escaño menos cada uno.

El gran beneficiado es el bipartidismo: único que podría cambiar las cosas, pero no le conviene, por supuesto, a pesar de lo absurdo e injusto de la situación (si se piensa que los diputados van a defender a su provincia, ¿para qué el Senado entonces?).

Así, el PP tiene 21 escaños más de lo que le correspondería si el sistema fuera justo. El PSOE, 6 más. Con el 55,7% de los votos dominarán el 63,1% del parlamento.

Los perjudicados, los de siempre, partidos minoritarios con representación nacional y el tercer y cuarto partido. A pesar de lo anterior, Unidos Podemos ha aprendido la lección y se ha aprovechado de las Mareas, teniendo un efecto negativo de tan sólo -3 diputados. Ciudadanos se lleva la peor parte: -13 diputados frente a un sistema proporcional de circunscripción única (en el cada persona es igual a un voto).


Es decir, a Ciudadanos, conseguir un diputado le cuesta más de 92 mil votos, casi el doble que al PP.

Pero lo más grave, sin duda, son los partidos que se quedan sin voz a pesar de tener importante representación, como es el caso del PACMA. Le corresponderían 4 diputados. Si contamos los votos en blanco y nulos como se hace actualmente, serían más: 5. 

Son 285 mil personas que no tendrán voz. Casi toda la población de la ciudad de Vigo. Más que la de Coruña. Más que provincias como Guadalajara, Zamora, Huesca o Cuenca. 

Y en el caso del PACMA, que representa a los que no pueden defenderse, es silenciar doblemente las voces.


Tomás García-Purriños
@tomasgarcia_p

No hay comentarios:

Publicar un comentario