6/10/2016

Status Quo

Aunque esto suela sorprender a la gente de fuera del mundo del cómic,  Aquaman es un personaje que nunca ha terminado de cuajar en una colección propia y siempre ha sido un segundón que parece aguantar más por nostalgia que por carisma. En este contexto, a mediados de los 80, entre un público que ve al personaje anticuado y antipático, se decide darle un cambio. El encargado, Neal Pozman, desarrolla en una miniserie algunos conceptos interesantes, aunque por lo que será recordado es por el rediseño del traje del personaje.

Puedes leer el artículo completo en RANKIA.








Tomás García-Purriños, CAIA
@tomasgarcia_p

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario