La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

1/20/2017

¿Cómo se mueven las divisas?


Las cotizaciones de las divisas son sin duda uno de los termómetros más relevantes de la economía de un país o un área geográfica en cuestión. Una de las claves para que lo anterior se cumpla se produjo en 1971, cuando el presidente Nixon anunció que dejaría flotar libremente el dólar y poner fin a los límites de emisión moneda en función de las reservas de oro de cada nación. Con la finalización del programa de estímulos de la Fed se ha producido una depreciación de las monedas de países emergentes frente a los desarrollados como consecuencia de una salida de flujos  desde los primeros hacía países desarrollados ante una mejora de las expectativas de estos últimos.

En el post de hoy trataremos el porqué de los movimientos de esas monedas, los factores que explican una mayor vulnerabilidad de unas divisas respecto a otras. El objetivo es plasmar de un modo sencillo los principales factores a tener en cuenta en el valor de las monedas.



Así, en los últimos 12 meses la depreciación de las divisas frente al dólar ha sido generalizada, destacando algunos grandes nombres como Brasil, Chile, Indonesia, Turquía y Rusia, con pérdidas de valor de sus monedas que superan el 15%. Pero ¿qué factores explican la mayor o menor vulnerabilidad de unas divisas respecto a otras? ¿Es posible determinar qué divisas pueden ser más vulnerables en entornos de aversión al riesgo? A continuación enumeramos algunos indicadores económicos que pueden ayudarnos a responder a estas preguntas.


1. Diferencial de tipos de interés. Lo movimientos financieros son  los que generan el grueso de las ofertas y demandas en el mercado de divisas, y éstas dependen del diferencial de tipos. Un incremento de los tipos de interés domésticos frente a los extranjeros provocará un incremento de los flujos de inversión en cartera y, por tanto, una apreciación de la moneda. Asimismo, la evolución de los tipos de interés en un país depende del crecimiento económico y de la inflación. Actualmente es lo que está sucediendo con el dólar.


2. Balanza por cuenta corriente. Es la partida de la balanza de pagos donde se registran las transacciones económicas de un país con el exterior. Recoge como ingresos aquellas operaciones corrientes que generan entrada de divisas en el país de referencia (exportación de bienes y servicios, ingresos derivados de las rentas del trabajo y del capital, y las transferencias unilaterales sin contrapartida). Estas últimas se trata de las remesas de emigrantes, por ejemplo, trabajadores extranjeros en España que envían dinero a sus países de origen. La parte de pagos son aquellas de la misma naturaleza que suponen una salida de divisas para dicho país (importación de bienes y servicios, pagos derivados de las rentas del trabajo y del capital, y las transferencias unilaterales sin contrapartida). La diferencia entre ingresos y pagos constituye el saldo de la balanza por cuenta corriente: si su signo es positivo, el país objeto de estudio tiene superávit por cuenta corriente y, por tanto, capacidad de financiación frente al exterior; si su signo es negativo, el  país tiene déficit por cuenta corriente o, lo que es lo mismo, necesidad de financiación frente al exterior (existe presión de depreciación sobre la divisa cuando las necesidades de captar capital extranjero se complican en determinados entornos). Una de las grandes vulnerabilidades de nuestra economía.


3. La inflación. Normalmente, una moneda perderá valor si hay un alto nivel de la inflación en el país o si se percibe que los niveles de inflación van a aumentar.  Así, la existencia de diferenciales de inflación entre dos países va a llevar, en el medio y largo plazo, a una depreciación de la moneda del país con mayor inflación, reflejando la pérdida de competitividad debido al encarecimiento de sus productos.  Sin embargo, una moneda a veces puede incrementarse cuando la inflación se eleva debido a las expectativas de que el banco central eleve los tipos de interés a corto plazo para luchar contra la inflación. Aquí debemos ver las minutes de los bancos centrales para ver por dónde van los tiros en materia de política monetaria.


4. Déficit público. Un país tiene déficit público o presupuestario cuando los gastos en los que incurre durante un año, son mayores a los ingresos. Los países incurren en déficits (gastan más de lo que ingresan) para financiar inversiones con las que estimular la economía. Pero para incurrir en déficit el país debe endeudarse. Una manera de reducir la deuda es aumentando la inflación ya que, en términos relativos disminuye el valor real de la deuda, y se generan más impuestos por la subida de precios. Por ello los inversores suelen salir corriendo de los países que tienen altos déficits públicos, pues la existencia de inflación les hace perder poder adquisitivo. Todo esto deriva en una devaluación de la moneda con respecto las demás.


5. Países con recursos y materias primas. Si un país es gran exportador de materias primas, un aumento en los precios de las materias primas fortalecerá su divisa, ya que aumentará la demanda de la misma por parte de los demás países para seguir comprándole la misma cantidad de materias primas. Lo contrario sucede si el país es importador de materias primas.


6. Situación política y estabilidad económica. Cuando un país es muy estable en términos políticos y económicos crea expectativas positivas sobre la inversión extranjera ya que despeja  dudas sobre  la evolución de la economía, y es inevitable que un mayor número de inversores sean atraídos. Esto conllevará una mayor demanda de la divisa del país y por tanto un alza en su valor.


Con todo lo anterior, tenemos un brújula clara de cómo se pueden mover las divisas en el medio y largo plazo. No digo en el corto plazo, ya que ahí entra en juego un alto componente especulativo que no atienden a los fundamentales de los países. Yo no soy experto en divisas pero estas sencillas pautas me ayudan a la hora de poder confirmar las inversiones en determinadas empresas que tras mi valoración inicial son atractivas. Como ya sabemos el contexto puede jugar un papel importante y la divisa como termómetro de una economía me puede ayudar a tomar la decisión correcta.

No te olvides que en la vuelta al gráfico premiamos tus ganas de ser cada día mejor inversor, siguenos por twitter o suscríbete para que te lleguen todos nuestros post puntualmente. 
http://www.lavueltaalgrafico.com/2017/01/llegan-los-reyes-magos.html


Javier Flórez

@FlorezJav



No hay comentarios:

Publicar un comentario