La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

1/04/2017

La asignación del capital es tu mejor amigo

En muchas ocasiones el ser humano trata de simplificar al extremo los modelos para poder llegar a ciertas conclusiones, ¿quién no ha escuchado la típica pregunta sobre bolsa?, ¿donde invierto para ganar?,¿es seguro?, yo no quiero riesgos. Pues si querido amigo, yo tampoco quiero riesgos pero si quieres obtener algo debemos asumirlo intentando minimizarlo, aunque para mí el riesgo está estrechamente relacionado con tu conocimiento sobre lo que haces. Es decir, yo puedo invertir en un fondo value y como entiendo la filosofía y creo que es la que mejor para rentabilizar mi dinero a largo plazo, a pesar de ir perdiendo un 15/20 % en ciertos momentos del mercado, se que en estas situaciones los inversores en valor es donde consiguen buenos precios para comprar lo que aportará valor a mi cartera en el futuro.

En muchas ocasiones, nos encontramos con informes de analistas, blogs o libros sobre inversión con una expresión bastante recurrente tal que así: buena/mala asignación del capital y en el post de hoy me gustaría intentar aclarar la importancia de este concepto de la forma más sencilla posible.




 
Basicamente este concepto (asignación del capital) está basado en lo que la empresa hace con sus beneficios o el dinero una vez que están en poder de la empresa, es decir, la pasta en la propia cuenta corriente de la compañía. Puedes hacer unas cuantas cosas para poder optimizar ese dinero como: reinvertirlo para la continuidad del negocio, invertir para crecer de forma orgánica, comprar otros negocios o empresas, pagar tus compromisos (deuda, acredores, plan de pensiones,etc..), pagar dividendos, recomprar acciones o simplemente mantener el dinero en la cuenta esperando buenas oportunidades.


Un pequeño matiz, si nos salimos del concepto, "asignación de capital" y utilizamos la expresión " gestión del capital podremos incluir el capital de terceros ampliando las opciones a la emisión de deuda, venta de activos, spin-offs o ampliaciones de capital.

En la mayoría de los casos es mucho más sencillo darse cuenta de una mala asignación del capital que de sus bondades. Dejame mostrarte alguno de los más comúnes:

Comprar acciones en máximos , realizar adquisiciones en la parte alta del ciclo, pagar dividendos financiados con deuda, crecer solamente a través de adquisiciones, comenzar con programas de inversiones en períodos expansivos o más bien en la parte de arriba del mismo, tener que vender activos rentables debido al exceso de deuda, ampliar capital en períodos de crisis como ha sucedido con los bancos europeos en los últimos tiempos.

Pero vamos a ser positivos y centrarnos en algunos de los mejores asigando capital en sus compañías y como no, vamos a ver algunos puntos del más grande, nuestro inseparable Warren Buffet. Se fija un punto para hacer recompra de acciones ( 1,2x valor en libros) y no lo hace de forma masiva, ya que prefiere mantener cierto dinero fresco para poder atender a opciones interesantes que pudieran surgir en el futuro, el oráculo de Omaha siempre tiene la caña preparada,para mí es una de sus mayores virtudes.
No paga dividendos, ya que los considera una ruina fiscal, recuerda que cada vez que cobramos dividendo tenemos que pasar por hacienda y nos lleva una quinta parte del pastel. Intenta crecer  combinando un sano crecimiento orgánico con adquisiciones que le puedan aportar valor (Kraft, Castparts,etc...). Muy centrado en ratios sobre el capital ( ROE, ROCE,etc..) y crecimiento por acción más que crecimiento absoluto o ingresos puramentes contables. Ya que él gestiona algo así como una compañía holding, asignando capital entre varias industrias y probablemente lo más importante, su horizonte temporal es a largo plazo.

El carácter humilde y frugal de Warren junto con su papel como gran accionista y CEO de las compañías tambien le hace estar alineado con los accionistas en todo momento.

Hoy dia la mayoria de gestores hablan sobre la recompra de acciones  como una gran asignación de capital pero simplemente consideraría tal, aquella en la que la compañía cree que la acción está infravalorada y por ello lleva a cabo esa recompra. Del mismo modo, no es negativo en su totalidad emitir nuevas acciones (ampliación de capital) si esas acciones salen a cotizar a buenos precios para comprar activos a precios interesantes.

Es verdad que por sí solo, la buena asignación de capital no es suficiente, ya que cualquier gestor que haya hecho una mala gestión ha podido obtener buenos resultados si se encuentra en el momento correcto en un sector de moda y por el contrario, ser un gran gestor de capital y perder una cantidad considerable de dinero debido a una crisis severa en su sector, aunque en el largo plazo existe una correlación bastante elevada entre un buen asignador de capital y el éxito de una compañía.

Intentando ir a la esencia, quizás la fuente de donde bebe esa correcta asignación de capital comienza en una total alineación de intereses entre el equipo directivo y los accionistas, como en ciertas ocasiones he escuchado a Alvaro Gúzman ( CIO Az Valor) debes de entender muy bien los incentivos. Imagina a consejos de administración con incentivos importantes en 1 o 2 años, es muy probable que a largo plazo esto le pese a la empresa en cuestión.


Javier Flórez

@FlorezJav












No hay comentarios:

Publicar un comentario