La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

2/08/2017

Estructura temporal de la volatilidad

Seguimos hablando sobre volatilidad. Después de introducir respecto a qué es la volatilidad y hablar sobre la volatilidad implícita, hoy profundizamos en la estructura temporal de la volatilidad. La idea de fondo es que la volatilidad implícita en las opciones es diferente dependiendo del precio de ejercicio y del vencimiento. 




Como ya comentamos el otro día, la volatilidad implícita refleja las expectativas sobre la volatilidad que tendrá un activo. Esta perspectiva sobre el futuro no puede ser igual para todos el horizonte temporal, y cambiará dependiendo del plazo temporal al que nos refiramos.

Intuitivamente, se puede pensar por tanto que la estructura temporal de la volatilidad implícita tendrá una curva creciente: la volatilidad será mayor cuánto superior sea el plazo.  Una curva habitual por tanto es creciente:


Aunque esto se explica en que cuanto mayor sea el plazo, también será superior la incertidumbre (más días, más posibilidades de que ocurran movimientos), otra forma de verlo es que la volatilidad tiene límites inferiores, pero no superiores (esto es, como mucho puede caer hasta 0, pero no tiene límites potenciales al alza). Por lo tanto, los vendedores de volatilidad exigirán una prima mayor canto mayor sea el plazo.

En este escenario, que se ha repetido en torno al 80% del tiempo durante el siglo XXI, un comprador de volatilidad que mantenga una posición durante un mes, perderá dinero aunque el nivel absoluto de volatilidad no cambie. Esto es, una posición larga en volatilidad necesitará incrementos de la misma sólo para entrar en break even.

La estructura temporal de la volatilidad es uno de los motivos que hacen que esta sea difícilmente invertible.

Por supuesto, la estructura temporal de la volatilidad puede tomar otras formas, dependiendo del contexto de mercado:


En principio, si se produce una caída brusca del mercado, los plazos más cortos de la volatilidad implícita suelen reaccionar con mayor rapidez que los plazos largos, provocando una inversión en la curva.

Tomás García-Purriños, CAIA
@tomasgarcia_p

No hay comentarios:

Publicar un comentario