La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

2/19/2016

LOIS (& Clark)

El otro día, mi compañero de blog (y, sobre todo, amigo) Javi Flórez nos hablaba del TED spread, ese osito que nos avisará si llega el caos. Pero no es el único indicador de que las cosas se pueden torcer. 

Desde mi punto de vista, si nos podemos fiar de alguien, ese alguien es, sin lugar a dudas, Superman. Y además del cómic (con etapas tan magníficas como la de Moore y tan lamentables como la de Jurgens), durante mi juventud tuve la enorme suerte de disfrutar de la serie de las aventuras de Lois y Clark. Clark Kent tiene la oscura tendencia de enamorarse de chicas que repiten iniciales, especialmente (pero no exclusivamente) la L (Lois Lane, Lana Lang, Lori Lemaris, Lyla Lerrol, Luma Lynai, Lyrica Lloyd, Sally Selwyn -sin empezar por L pero llena de ellas, y Wonder Woman -WTF?). En fin, que amores no le faltan, pero sin duda LOIS es el principal.


El mercado tiene su propia LOIS en quien confiar. Y es que el spread LOIS (Libor - OIS) es uno de los principales indicadores de tensión en el mercado interbancarios. Cuando este spread aumenta, no augura nada bueno.

El Libor (London InterBank Offered Rate) es el "equivalente" al Euribor europeo. Es la tasa diaria de referencia a la cual los bancos ofrecen su liquidez en el mercado interbancario, y es muy fiel a los Fed Funds. Sirve de referencia para la mayoría de instrumentos financieros y es la tasa de referencia para los productos denominados en USD (frente a la tasa para los productos en EUR, que es el Euribor).

Por su parte, OIS es la denominación del Overnight Indexed Swap. Sin entrar en demasiada profundidad sobre este tipo de interés, baste saber que es el tipo flotante de los swap overnight (intradiarios). Es menos arriesgado que el del interbancario (Euribor o Libor). 

Cuando el spread aumenta significa que los bancos son más reacios a prestarse entre ellos, por falta de confianza, y lo hacen a tipos más altos, indicando tensión en el interbancario. 

Este diferencial es por lo tanto una medida muy importante del riesgo del mercado interbancario, y es seguido habitualmente por la Fed y por otros bancos centrales. En el imprescindible informe semanal del Ministerio de Economía (disponible en este enlace, publicado cada viernes por la tarde) nunca falta un comentario sobre la evolución de este indicador.

Históricamente, la media del indicador desde 2006 está en torno a los 30 puntos básicos. En 2008, en plena crisis económica, alcanzó los 364. Que este indicador no haya repuntado notablemente en esta última crisis financiera, es una prueba del esfuerzo de los bancos centrales por mantener la liquidez en el interbancario.

Así, a pesar de que los bancos estén en relativo frente al Eurostoxx por debajo del nivel de 2008:


La deuda financiera subordinada haya repuntado en pocas sesiones a niveles de 2013:


Y los spreads de High Yield estén en máximos en Estados Unidos y en Europa (sea por la energía, o lo que sea):




La tensión aún no ha llegado al interbancario (LOIS para EEUU y para Europa y TED): 



Y por eso será fundamental seguir estos últimos indicadores. Si la tensión llega al interbancario, podría trasladarse a un problema financiero que termine llevándose a la macro por delante. Y eso son palabras mayores... pero que todavía no se han pronunciado.

Tomás García-Purriños, CAIA
@tomasgarcia_p

No hay comentarios:

Publicar un comentario