11/18/2016

Lo menos probable no es un cisne negro, la victoria de Trump.

En el post de hoy seguimos con el tema Trump, en primer lugar Alberto Montero en la firmaba invitada, hablaba sobre las peculiaridades de tener un presidente como Trump y en el post de este pasado miércoles, Tomás, analizaba la reflación que había originado la victoría del magnate en las elecciones americanas y las consecuencias que puede tener a la hora de hacer la mejor asignación posible de activos en cartera.

Teniendo en cuenta la cautela y jugando con probabilidades a la hora de hacer tu selección de activos, debemos tener claro que lo menos probable no significa que no pueda suceder. Digo esto porque he leído mucho títulares con la palabra cisne negro.Trump no es un político al uso, y por eso se permite ciertas licencias a la hora de enviar su mensaje, precisamente eso es lo que pretende conseguir, salirse de las maneras tradicionales. Muchos pensábamos que Hillary llegaría a la casa blanca sin problemas pero hubo un artículo en el huffington post del pasado 28 de julio que me hizo considerar la victoria del candidato republicano. 

El artículo es de Michael Moore y fijénse si creía firmemente en lo que escribía es este artículo que él mismo apostillaba: " En mi vida he deseado tanto estar equivocado como ahora", es decir, muy a su pesar, las razones eran bastante fuertes y sinceramente me hizo tomármelo muy en serio. Como en todo proceso inversor debes ver un mismo punto de vista desde diferentes prismas para extraer tu propia conclusión con sus pros y sus contras. Trataré de resumiros las convicciones a las que apela Moore para vaticinar la victoria de Trump, vuelvo a insistir que este artículo fue escrito meses antes de las pasadas elecciones americanas.
















Es muy importante a la hora de conocer el devenir de algún acontecimiento poder escuchar testimonios de alguién que conoce realmente de lo habla, podríamos llamarlo algo así como el know how local y Michael Moore conoce muy bien la sociedad americana. Genial como explica el porcentaje de participación vaticinando practicamente un 50% de abstención, como así ha sucedido. Y es que, la percepción desde aquí ha sido que los americanos elegían sobre el candidato menos malo y eso no es positivo para el favorito, en este caso Hillary. Pasamos a enumerar la cinco razones por las que Moore afirmaba tajantemente la victoria republicana.

1. Brexit del medio Oeste en EE.UU: Centrárse en cuatro estados claramente demócratas ( Michigan, Ohio, Pensilvania y Wisconsin) pero que han elegido governadores republicanos desde 2010. La razón es muy sencilla. Clinton ha apoyado el Tratado de libre comercio de America del Norte que ha provocado la pérdida de parte del tejido industrial de la zona norte del medio oeste de Estados Unido. Ciudades fantasma que muestran esa decadencia industrial que ha machacado a la clase media de la zona. Un gran caldo de cultivo para pescar en río revuelto.


2. El orgullo de los hombres blancos enfadados: enfatiza el lado machista de los hombres blancos en el que peligra su dominación. Parece que la dominación del hombre llega a su fin y esa pérdida de control puede inclinar la balanza hacia el candidato masculino.


3. La propia reputación de Hillary: el 70% de los votantes piensan que no transmite confianza ni honestidad representado la política tradicional y que no creen en nada más allá de sus propios intereses políticos. Como decíamos anteriormente ningúno de los candidatos va a atraer votantes enfervorizados que arrastre a sus socios del mismo espectro político como sucedió con Obama y Bernie Sanders en las pasadas elecciones.No hay entusiasmo, y la victoría consite en atraer a las urnas el mayor número de gente posible.


4.El voto deprimido de Bernie Sanders: esto concuerda con la parte final del punto anterior. Nadie duda de que los simpatizantes de Bernie van a votar a la candidata demócrata, pero la clave es cuantos de estos seguidores van a conseguir arrastrar a otros votantes a las urnas haciendo campaña para la victoria demócrata final. A esto le llama el voto deprimido. En este punto alega al voto joven, ya que estos tienen tolerancia cero a las mentiras y para ellos volver a la etapa Clinton/Bush es como tener que volver a pagar para escuchar música, es decir, volver a ese recalcitrante pasado. Ante esta situación gran parte de este sector de población se quedarán en casa.


5. Lo que Moore llama el efecto Jesse Ventura: basicamente se está refiriendo al elevado número de anarquistas encubiertos que hartos del sistema político imperante van a votar a Donald Trump, y no porque estén totalmente de acuerdo con él sino porque simplemente quieren cambio y pueden hacerlo, uno de los pocos sitios de la sociedad actual en la que no hay cámaras de seguridad, ni dispositivos de escucha para ejercer el voto al menos eso afirma el cineasta americano aunque yo no estaría tan seguro. Pero, ¿quién es Jesse Ventura?, es un ex luchador profesional al que los ciudadanos de Minnesota eligirieron como governador en los años 90, no por sus ideas políticas o por su agudeza intelectual sino para castigar un sistema político enfermo. El haber que pasa votando a este tipo.


A parte de las causas citadas para votar a Trump, Moore ha percibido en la sociedad un sentimiento de cambio muy grande y eso cuanto menos es una gran carta que guardarse en la carrera electoral y lo ha sabido leer muy bien.


En definitiva, estamos ante un nuevo cambio de paradigma global, los ciudadanos están comenzando a dar un giro al status quo imperante. Por ello, no podemos sostener que lo menos probable nunca llegue a suceder, por eso me sorprende la cantidad de titulares en las que hablaban de un suceso inesperado (cisne negro) en la victoria de Trump. Así como en una inversión es muy importante el know how local, Moore es un gran conocedor de la sociedad americana y nos dió argumentos más que convicentes para no haber descartado la victoria del magnate neoyorkino. A mí al menos no me pillo de sorpresa y no me llevé un gran susto, del mismo modo debo de reconocer que este artículo me hizo tomar consciencia de la victoria republicana aunque sinceramente apostaba por la victoria de Hillary.


Javier Flórez


@FlorezJav





Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario