3/30/2016

Una apróximación a las crisis de divisas

Seguramente una de los términos financieros más escuchados en los últimos años sea el concepto guerra de divisas. El hecho en sí consiste en que varios países luchan entre sí para mantener su divisa artificialmente baja. Su fin no es otro que ser más competitivos para que sus exportaciones crezcan teniendo efectos positivos para su economía. La primera guerra de divisas de la que se tiene constancia sucedió en la gran depresión americana de 1929. Estados Unidos, ya lejos del patrón oro, intentó devaluar su divisa para estimular el empleo pero se topó con Francia y Reino Unido que adoptarón medidas similares, anulando el efecto devaluación del billete verde. Pero en este post no trata sobre la batalla por ser más competitivo, sino en una explicación lo más sencilla posible de lo que sucede ante la perdida de valor de una moneda en término de otras, y su impacto en la economía de un país, lo que se denomina: crisis de divisas.






Diferentes países o regiones (Eurozona) usan diferentes monedas. Estas divisas generalmente cotizan unas contras otras, lo que significa que su precio relativo es fijado por los traders en el propio mercado de divisas, aunque a veces ya están fijados ( con la intervención de los bancos centrales para establecer el tipo de cambio donde quieren en función de sus objetivos). Las variaciones en el mercado de divisas son normales y se producen por diversos factores, como los tipos de interés en los diferentes países: un tipo de interés más elevado propiciará una mayor demanda de esa moneda suponiendo un mayor precio. En mayor medida, el valor de una moneda debería estar vinculado al mayor atractivo de oportunidades económicas a largo plazo  en la moneda en cuestión.


No hay una definición cuantitativa exacta de crisis de divisa, pero generalmente supone una repentina y rápida caída en el valor de una o varias divisas. Es más probable que suceda en economías emergentes que han pedido prestado mucho dinero en moneda extranjera. Si fuera un inversor, no me gustaría tener bonos denominados, por ejemplo, en Rublos rusos, porque no sé el valor que puede tener en el futuro, podría estar dispuesto a comprar bonos denominados en dólares o euros.


Como cualquier crisis de confianza, una cosa negativa de las crisis de divisas es el miedo a una profecía autocumplida. Por ejemplo, un país A con elevado nivel de endeudamiento en moneda extranjera, ya sea pública o privada, en algún momento, por miedo a una recesión, la gente comienza a percibir que la deuda es muy dificil de pagar. Debido a lo anterior, comienzan a vender bonos y acciones denominadas en la moneda del país A convirtiéndolas en activos denominados en monedas más estables o refugio, las denominadas hard currency (dólares, euros, yen, libra...). La secuencia lógica de lo anterior conduce a una situación todavía más dificil para el país afectado, en términos de hacer frente a su deuda, ya que el valor de sus activos en su propia moneda es menor. Esta dinámica se puede amplificar por la acción de los especuladores de divisas, quienes venderán en corto si creen que es el momento propicio de una crisis de divisas y por tanto desencadenará la  verdadera crisis, ganando una importante suma con su apuesta.


Las crisis cambiarias pueden causar un daño en el largo plazo a los países que las sufren.  La Pérdida de inversión extranjera daña sobremanera la economía real, a menudo desencadenando una recesión.  La devaluación de la moneda local hace las importaciones más caras, reduciendo el nivel de vida de los ciudadanos de un país. Las medidas serían impulsar el valor de la moneda, incrementando los tipos de interés para atraer inversores y reducir el déficit. Lo anterior, restaurará la confianza en la capacidad para hacer frente al servicio de la deuda.


Los gobiernos locales a menudo tratan de combatir las crisis de divisas interviniendo directamente en el mercado para apoyar el valor de la moneda ( comprando su propia moneda y vendiendo divisa). Los países construyen las reservas de divisas precisamente para esto, como un mecanismo de estabilización de su moneda y por ende de su economía. Sin embargo, esto rara vez ha tenido éxito, debido a que pocos países tienen suficiente nivel de reservas para contrarrestar una atmósfera de pesimismo global sobre una economía. Estabilizar una moneda en medio de una crisis requiere intervención de las grandes potencias económicas con una gran chequera o el mísmísimo FMI, actores con la credibilidad suficiente para detener el problema de pérdida repentina y acusada en el valor de la moneda, incluso sin gastarse miles de millones en el intento.


En la situación actual, la libra será una de las protagonistas. Si continúa depreciándose de esta forma tan pronunciada y ante el riesgo inminente del Brexit, mas de un 10% contra el EUR desde comienzos de año, el propio banco de Inglaterra se lanzará al propio mercado a comprar libra y vender divisa.


En definitiva, hemos intentado explicar de una manera muy sencilla el proceso de una crisis de divisa, un evento en constante mutación en una economía tan global e interconectada como la actual. Es sin duda algo para tener muy presente a la hora de posicionarnos en uno u otro activo. La posición en divisas puede ser crucial.


Javier Flórez


@FlorezJav







Share:

3/27/2016

En Rankia: La ilusión de control

Hoy en Rankia hablamos del sesgo de La ilusión de control, y de los errores que provoca en los mercados financieros.

Para ello comentamos el magnífico annual de 1987 de la Liga de la Justicia, con una excelente historia con el Detective Marciano como principal protagonista.

Share:

3/20/2016

3/18/2016

La Balanza Comercial

La balanza de pagos se utiliza fundamentalmente para informar de las transacciones entre un país y sus socios comerciales. Refleja todos los pagos y cobros, derechos y obligaciones con los socios comerciales de un país. 

Share:

3/15/2016

La verdadera rentabilidad

En el post de hoy me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre como poder vivir una vida mejor, siendo fiel a ti mismo y a tu propio estilo de vida sin morir en el intento. Me ha surgido esta idea después de varias conversaciones con amigos, conocidos, familiares, etc.. Es un tema recurrente y con que puedas aplicar alguno de los puntos que voy a nombrar me doy por satisfecho, eso ya supondrá una mejora en tu vida, os lo puedo asegurar Algunos os preguntaréis, ¿y que tiene que ver esto con los mercados y/o economía?. Querido amigo, mejorar tu vida siendo más eficiente abarca en gran medida los conceptos financieros, yo diría que es sobre lo que se sustenta el resto, vamos a ello.

Hay una variable a la que todos prestamos mucha atención y no es otra que el sueldo (nómina = trabajador por cuenta ajena) o la facturación (ingresos = trabajador por cuenta propia).Lo hacemos así porque cuantificar es una forma de sencilla de comparar entre unas cosas y otras, entre unas personas y otras. Pero esa es una versión demasiado simplista de la vida, una forma de enfocar las cosas de manera reduccionista porque es dejar de lado otras variables relevantes.


Share:

3/12/2016

El Efecto Mariposa

Hoy adelantamos al sábado por la tarde nuestro artículo de los domingos en RANKIA. Hablamos del proverbio chino que señala que "el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo". 


Share:

3/11/2016

Los sectores más rentables

Históricamente ha habido sectores que, a largo plazo, han hecho ganar mucho dinero a los inversores. Por otro lado, hay sectores que les han hecho ganar bastante menos. Aquí queremos hacer una pequeña reflexión para que podamos extraer nuestras propias conclusiones que por otro lado son muy reveladoras.

The Investors Field Guide hizo un estudio para ver qué sectores habían sido más rentables a largo plazo, como suele ser habitual los sectores más rentables fueron los más aburridos y aquellos que reciben la gran atención mediática fueron los que peor se comportaron. Como inversores seguimos animando a nuestro entorno a que continúe la tendencia, y continúen  prestando toda su atención a los sectores más sexys que a su vez históricamente han sido los menos rentables. Eso nos dará cierta ventaja al resto.


Share:

3/09/2016

La inversión inmobiliaria

En España no muchos ahorradores están interesados en invertir más en el mercado inmobiliario, fundamentalmente porque la inversión inmobiliaria está cubierta con el piso propio. Esta inversión se caracteriza por su baja diversificación (se resume a un piso de residencia que normalmente supera incluso el valor de nuestros ahorros totales), alto apalancamiento (aunque cada vez menor, tras 2008), y muy alto "convenience yield" (básicamente porque es una inversión que utilizamos cada día).


Share:

3/06/2016

3/04/2016

Sesgo de disponibilidad: ¿Gana más un futbolista o un sastre?

El otro día discutía con un amigo cuáles son las profesiones mejor remuneradas. Cómo no, mi amigo defendía que eran los deportistas, especialmente los jugadores de fútbol. Yo le intentaba explicar que eso era como pensar que los profesionales que más cobraban eran los sastres porque la persona más rica de España era Amancio Ortega.

Porque aquí el experto en fúbol es mi compañero de blog (y, sobre todo, amigo) Javi Flórez pero estoy convencido de que por mucho que gane Cristiano Ronaldo o Messi, lo que ganan los jugadores de muchos clubes de 2, 2 ª B o 3ª (cuando cobran, porque lamentablemente muchos ni lo hacen) baja bastante la media de la profesión. 

De hecho, en media, no hay ningún deporte que se cuele entre las 10 profesiones mejor pagadas:


En fin, que entre los 10 no aparecen tampoco los treiders. 

Todo lo anterior me traía a la mente el complicado año 2011, en el que el S&P 500 sumaba tan sólo un +2,1%. En la encuesta anual de Franklin Templeton (Global Investor Sentiment Survey) realizada entre entre enero y febrero de 2012,  se preguntaba a inversores particulares si el rendimiento del S&P 500 en 2009, en 2010 y en 2011 había sido negativo o muy bajo. Más de la mitad señalaban que en 2009 el rendimiento había sido negativo o bajo y casi el 50% decía lo mismo de 2010. En realidad, el crecimiento de este índice en 2009 y 2010 fue de doble dígito.

¿Se equivoca mi amigo? ¿habían olvidado los inversores de aquellos maravillosos años? En realidad la respuesta es simple:

Son presas de la trampa mental conocida como sesgo de disponibilidad, que hace que ponderemos más la probabilidad de ocurrencia de un evento cuando este es más familiar, sencillo de entender o lo hayamos vivido de cerca, sea en nuestra carne o en la de otros, o en medios de comunicación, etc.

¿Los mayores rendimientos del S&P 500 se han obtenido durante mandatos del Partido Republicano o durante mandatos demócratas? Supuestamente, los gobiernos republicanos son más pro-mercados. Pero la realidad nos demuestra que los mayores mercados alcistas han sido durante periodos gobernados por el partido Demócrata (en concreto, según un estudio de Santa-Clara y Valkanov del periodo 1927-1999, durante el mandato republicano se obtenía un +2% en media sobre el T-Bond y durante periodos de gobierno demócrata un 11% más que el T-Bond.

En la misma línea, pero saliendo de los mercados de valores, ¿qué es más probable, que te coma un tiburón o que te caiga encima un meteorito? Aunque ahora haya menos pánico por el tema, la probabilidad de sufrir un ataque de un tiburón es sólo de 1 entre 11.500.000, mientras que la de que te caiga un meteorito encima es de 1 entre 75.000 según la NASA. De hecho, es más probable que te caigan dos rayos encima (1 entre 9.000.000) a morir por el ataque de un tiburón.  

Eso sí, es más probable que te ataque un tiburón a ser astronauta (1 entre 13,2 millones).

Cuando existe una información que sea más reciente o más traumática, tendrá más influencia sobre nuestras decisiones. 

El sesgo de disponibilidad consiste en una tendencia a calcular las probabilidades de ocurrencia de un evento en base a los ejemplos más sencillos, más conocidos o más recientes que acuden a nuestra mente. 

Esto es, que percibimos que es más probable que ocurran cosas más "familiares" frente a cosas difíciles de imaginar o de abarcar. Bajo este sesgo se abarcan diferentes falacias, que podríamos resumir en cuatro:

1. Sesgo de recuperabilidad (retrievability bias). Nuestros queridísimos Kahneman y Tversky, de los que tanto hemos hablado en este blog, en un estudio conjunto con Paul Slovic de 1974, presentaron a un grupo de sujetos una lista de nombres para que leyeran, con nombres de hombres y de mujeres. La mayoría de nombres eran claramente femeninos, pero los nombres masculinos eran muy notables (del estilo de Richard Nixon, etc). La mayoria de sujetos señalaba que había mayoría de nombres masculinos. 

Su efecto en los mercados financieros se refleja en aquellos inversores que escogen acciones basada en información sencilla, y no se basan en análisis disciplinados. Lo anterior lleva también a carteras no diversificadas de valores que han aparecido recientemente en las noticias o en anuncios o algún experto acaba de comentar en algún medio de comunicación.

2. Correlaciones ilusorias. Espúreas patria querida, que tantas veces hemos cantado aquí o aquí. Chapman y Chapman en un estudio de 1967 también hablaron mucho de este tema, demasiado extenso para abarcarlo esta noche en este post.

En mercados financieros este efecto es desastroso. Bueno, y en la vida en general.

 

3. Sesgo de efectividad. Teniendo en cuenta cualquier palabra en castellano de tres o más letras, si escogemos una al azar ¿qué es más probable que empiece por "r "o que "r" sea la tercera letra. Piénsalo, no vale decir algo al azar. ¿Ya?

Bien, pues en castellano la letra "r" es mucho más frecuente en la tercera posición que en la primera. Sin embargo, es más sencillo pensar en ejemplos de palabras que empiecen por una letra a pensar en ejemplos de palabras que contengan una letra, por lo que se estimará errónaneamente que hay más palabras que empiezan por "r". (Sí, sí, esto es una adaptación de otro estudio de Kahneman y Tversky, de 1974. Pero el mío es más original porque uso la letra R y el castellano y ellos usaron la K y el inglés).

4. Rango estrecho de experiencia. Consiste en que cuando pertenecemos a un grupo, tendemos a pensar que las características de este grupo son las de la mayoría de la gente. Por ejemplo, los economistas tienden a pensar que la mayoría de la gente tiene conocimientos de economía. O un ejemplo mejor tirado: la gente de determinadas ideas políticas que se mueve en determinados círculos tiende a pensar que la mayoría de gente en general tiene esas mismas ideas.

En mercados financieros, los fieles seguidores del "value" que llevan años viendo como el "growth" les gana en rentabilidad, los técnicos vs los fundamentales, los macro, los contrarian, los lo que sea, etc.

KAS Naranja vs KAS Limón.


Consecuencia de lo anterior son carteras poco diversificadas ya sea por regiones (más empresas españolas porque pensamos "entenderlas mejor" porque están más cerca) o por estilos (tener sólo fondos mixtos o de gestión de autor pero todos similares), por activos (tener sólo renta fija, aunque añadamos subordinados financieros, high yield), etc.

Y bueno, en fin, hay más sesgos que se podrían englobar aquí (como el sesgo de resonancia, o el sesgo debido a la imaginación, etc), pero los anteriores son los principales. 

El error más característico de este sesgo consiste en sobre estimar la importancia de la información que tenemos y extraer conclusiones erróneas de ellas.

Pero lo peor de este sesgo es que no tiene solución. Nos afectará en mayor o menor medida, pero lo hará de una forma u otra. Es importante por tanto tenerlo en cuenta y pensar cómo nos afecta y en qué medida para poder atenuarlo lo máximo posible.

No hay trucos: análisis, trabajo, más análisis, más trabajo y mucha mucha mucha gestión de riesgos. Y por encima de todo, la psicología adecuada. 

Tomás García-Purriños, CAIA
@tomasgarcia_p
Share:

3/02/2016

Entendiendo los tipos de interés negativos

A principio de febrero el Banco de Japón se unía al BCE, y los bancos centrales de Suiza, Suecia y Dinamarca en el desconocido mundo de los tipos de interes negativos o como dictan sus siglas en inglés, NIRP (Negative Interest Rate program) como una solución de política monetaria. Pero, ¿los intereses negativos significan lo que creo?,¿Por qué sucede esto?, ¿Qué implicaciones tiene?. Todas estas cuestiones las intentaremos responder a lo largo de este post. 

No vamos dar nada por hecho y vamos a empezar desde el principio. Los bancos centrales son en sí mismo el banco central de un país. El resto de bancos comerciales tienen cuentas con el banco central como podemos tener nosotros mismos o una empresa cualquiera con nuestra respectiva entidad bancaria mediante la cual podemos realizar nuestra operativa diaria.

La referencia más sencilla dentro de la economía financiera es el tipo que paga un banco comercial a otro por una simple operación de préstamos a un día, el famoso ratio diario (overnight). Desde que los bancos comerciales usan el banco central como su propio banco, estas operaciones de préstamo mueven el dinero desde una cuenta del banco central a otras. Las denominadas reservas.



Share: