La Vuelta al Gráfico está en RANKIA

12/20/2015

Subida de tipos de interés ¿y ahora qué?


El pasado miércoles, 16 de diciembre, vivimos un momento histórico, la Fed subía tipos de interés por primera vez después de 7 años de tipos cero, elevando los tipos de interés en un 0,25% hasta situar el precio del dinero en 0,5%. Ya lo anunciábamos hace unas semanas aquí y la apuesta ha salido bien, me he ganado un café, como apostaba en aquel post.


La FED anuncia que la economía sigue expandiéndose a un ritmo moderado y que, además, el gasto de los hogares y de las empresas ha mejorado a un ritmo sólido como muestran los PMI. Del mismo modo, el sector inmobiliario y por supuesto los datos de empleo muestran una notable fortaleza.
Me gustaría señalar que está subida no representa el final de un ciclo como muchos analistas comentan, sencillamente corresponde a un proceso de normalización monetaria tras las excepcionales medidas adoptadas para atajar el golpe propinado a la economía en 2008. Un ciclo no termina cuando se suben tipos por primera vez, sino cuando se produce un ciclo inflacionista y el banco central sube tipos hasta agotar la expansión, como sabemos esta no es la situación actual.

Pero lo más importante,  en mi opinión es el claro mensaje acomodaticio que ha dejado la FED, ya que irá ajustando tipos en función de las condiciones económicas, la palabra gradual pone de manifiesto lo anterior, dando un mensaje de estabilidad a los mercados que agradecerán al menos en el corto plazo.

Esta subida pone de manifiesto la confianza que muestra la FED en la economía americana preparando un entorno para continuar la subida de tipos en 2016 sin especificar en ningún momento cuando se producirán, condicionando estos a los datos macro, empleo, precios pero también contexto internacional como pudimos apreciar en la reunión de septiembre.
Si nos vamos a la hemeroteca, los últimos cinco ciclos de subidas han durado una media de 18 meses, con una subida en torno a 325 puntos básicos mientras que en la actualidad se espera un incremento de 150 puntos.

Lo anterior se produce también ya que Yellen ha subido los tipos con el ciclo más avanzado de lo normal y los retos que tiene por delante la economía americana no son precisamente una broma. Las dudas sobre la economía china, caída de precios del crudo y incremento de los spreads de crédito debido a los bonos High yield sobretodo de empresas ligadas a la energía son los más destacables.

Otro de los puntos a tener en cuenta será el dólar y las propias bolsas, la FED no quiere añadir más leña al fuego en la apreciación del billete verde siendo consciente al mismo tiempo de la sobrevaloración del mercado de acciones y no quiere contribuir a generar una excesiva volatilidad.

Es necesario apuntar que las acciones suelen caer con las primeras subidas, aunque una subida claramente telegrafiada como esta no generará excesivas caídas. Es más, el S&P 500, suelen subir en los siguientes tres meses como sucedió en el 72, 83 y 2004.

                        Fuente: Fidelity

¿Y que pasa con el balance..?
La Reserva Federal no comenzará a reducir el tamaño de su balance que, en estos momentos, roza los 4,5 trillones de dólares (billones europeos). El balance ha aumentado en 4 trillones desde 2008. La medida implica un respiro para los inversores. La presidenta dijo durante la rueda de prensa que se haría en el tiempo y que no tienen un objetivo para el futuro. Eso sí, dijo que el tamaño ideal sería superior al que tenía antes de la crisis.
En la actualidad la Reserva Federal ya no compra bonos, sino que reinvierte el principal de los títulos que entran en vencimiento. El mero hecho de que la FED deje de reinvertir este dinero implicaría una política monetaria más restrictiva. La decisión y el endurecimiento de las condiciones financieras podrían afectar a las posteriores subidas de tipos planeadas para el 2016.
Otra de las cuestiones que nos planteamos es cómo afectará la gestión del balance en los mercados. Sólo tienen que mirar al gráfico, la correlación casi perfecta entre la evolución del balance de la FED y el S&P 500. Lo anterior, mantendrá el balance estable con lo que no esperamos un gran impacto al respecto.



En resumen, seguiremos muy de cerca a la economía americana, ya que hay demasiados riesgos latentes (China, precio del petróleo, deuda high yield) que podrían estallar en cualquier momento. Precisamente este incremento es una medida defensiva (buffer) utilizada por la FED en caso de que se produzca algún contratiempo en la economía. El experimento de cómo irá reduciendo es otro de los grandes retos que se presentan en el proceso de normalización monetaria. Seguiremos informando sobre esta apasionante historia.

Javier Flórez
@FlorezJav

No hay comentarios:

Publicar un comentario