9/02/2016

Averiguando qué hará la Fed

Para poder tener una idea de qué hará la Fed con los tipos de interés, es importante tener en cuenta diferentes factores, todos ellos importantes, que incluyen saber:
  • ¿Cuál es la opinión de los miembros de la Fed?
  • ¿A qué datos están prestando mayor atención? ¿Cómo están evolucionando?
  • ¿Qué espera el consenso?



De cara a poder formarse una opinión razonada de qué movimiento podría tomar la Fed en sus próximas reuniones, lo más importante en primer lugar es escuchar a lo que los propios miembros de la Fed dicen.

En este sentido, cabe recordar que si bien la de Yellen es la voz principal, no son menos importantes los coros, especialmente aquellos con derecho a voto en las decisiones. 

Puedes consultar aquí los miembros con voto (recuerda que son rotativos y que en 2017 serán otros).

En este 2016 son los siguientes:

Miembros con voto en 2016:
  •          Janet L. Yellen, Board of Governors, Chair
  •          William C. Dudley, New York, Vice Chairman
  •          Lael Brainard, Board of Governors
  •          James Bullard, St. Louis
  •          Stanley Fischer, Board of Governors
  •          Esther L. George, Kansas City
  •          Loretta J. Mester, Cleveland
  •          Jerome H. Powell, Board of Governors
  •          Eric Rosengren, Boston
  •          Daniel K. Tarullo, Board of Governors

Miembros rotativos, con voz pero sin voto (2016):
  •          Charles L. Evans, Chicago
  •          Patrick Harker, Philadelphia
  •          Robert S. Kaplan, Dallas
  •          Neel Kashkari, Minneapolis
  •          Michael Strine, First Vice President, New York

Hay dos candidatos más a la espera de ser aprobados por el Senado: Kathryn Dominguez y Allan Landon.

Una forma rápida de enterarse de qué dice cada miembro  es consultar los famosos hawkish-to-dovish rankings. En el lenguaje financiero se conoce como hawk o halcón a aquellos a favor de cambios en la política monetaria hacia una normalización y dovish (palomas) a aquellos proclives a mantener los tipos de interés bajos. Es complicado encontrar tablas actualizadas, por lo que conviene actualizar de vez en cuando los comentarios de cada miembro para ver si se desvían de su discurso habitual.

Algunos rankings los elabora Financial Times, Bloomberg, Reuters u otros. Pero insisto, suelen desactualizarse fácilmente.

A principios de septiembre de 2016, un ranking actualizado podría ser este:




Una composición aún dovish, por lo tanto. Si bien desde 2014, la composición de la Fed es cada vez más hawkish.

Por otro lado, para escuchar qué dice la Fed es imprescindible leer sus comunicados y compararlos con los anteriores. Esta herramienta de Wall Street Journal busca automáticamente los cambios en los comunicados.

Por ejemplo, el último:


Y por supuesto, las actas de la Fed. Aquí es donde hallarás todas las pistas respecto a la visión económica conjunta de los miembros de la Fed. Es lo más pesado de leer, pero también donde más información encontrarás.

Toda esta información es básica y necesaria para saber qué piensan los miembros de la Fed y cuál es su opinión tanto por separado como en conjunto.

Por otro lado, en segundo lugar, es importante saber qué están mirando para pensar lo que piensan. Qué datos y qué informes leen y analizan. En este sentido, el Libro Beige de la Fed es un resumen de empresarios, economistas, etc. (no está escrito por la Fed) que los miembros de la autoridad monetaria estadounidense utilizan en sus análisis.

La primera parte del informe es fundamental puesto que es un resumen de coyuntura económica general, y el lenguaje aquí es clave. En el momento actual, la visión del libro sobre la evolución del empleo, la inversión y los precios es clave. Es imprescindible analizar los cambios en el discurso del libro beige. Se podría elaborar un índice dependiendo del lenguaje utilizado. Y aquí puedes encontrar un estudio sobre los beneficios de añadir un índice así a nuestro análisis.

De forma más extensiva, podríamos buscar nosotros mismos los principales datos en los que la Fed está poniendo mayor atención. Así, con la ayuda de un Excel podríamos cargar los diferentes datos y cómo están evolucionando, especialmente cuál fue el dato hace un año, hace seis meses, hace tres y hace uno. Con esto podremos hacernos una idea de la tendencia y de qué podrían interpretar los diferentes miembros de la Fed.

En este sentido, y sin querer ser exhaustivos, estos son los principales datos que actualmente está siguiendo la Fed (de acuerdo a diferentes documentos y discursos de sus miembros –especialmente de Yellen):

Actividad:
PIB, Consumo, Inversión en bienes de equipo, Gasto del gobierno, ventas al por menor, producción industrial, Confianza del consumidor (Dato de Michigan y del Conference Board, yo lo que suelo hacer es sumarlos), ISM Manufacturero (el de servicios, dado su corto histórico, es menos usado. Con todo, en algunas ocasiones también sumo ambos), etc.

Empleo:
Tasa de desempleo, Desempleo de larga duración, Empleo a tiempo parcial por motivos económicos, Tasa de participación, Creación de empleo no agrícola,  Ofertas de empleo, Tasa de contratación, Salidas voluntarias, Índice de condiciones laborales de la Fed, horas trabajadas, etc.

Mensualmente, Bloomberg publica la evolución de estos indicadores a través del Labor Dashboard, señalando además su situación antes de la última crisis.

Inflación:
Coste del empleo, PCE, Core PCE, CPI, Core CPI, Precios de producción, US Forward 5YR-5YR, 5YR y 10 YR Breakeven de inflación (esto es, Yield de la deuda a 5-10 años menos Yield de los TIPS), etc.

Vivienda:
Venta de viviendas (no te pierdas este post para saber diferenciar bien los datos de venta de vivienda), permisos de construcción, inversión inmobiliaria, etc.

Mercados Financieros:
Evolución del S&P 500, del VIX, de los mercados desarrollados, de los emergentes (especialmente China), evolución del USD Trade Weighted (evolución del dólar estadounidense ponderada por el peso de sus socios comerciales), Tbill, Tnote, diferencial de tipos de interés, etc. Si sigues semanalmente la página de Perpe, podrás ver la evolución de la mayoría de estos indicadores.

Por ejemplo, en este gráfico tienes el comportamiento de la renta variable en agosto:

Index Month August 2016

Por otro lado, un ejemplo de cuadro montado en Excel para ver cómo evolucionan los datos podría ser algo como esto. Cuanto más visual, mejor, porque serán necesarios muchos datos, como ya has visto.


Una forma de resumir (mucho) cómo afecta la macro a la posible evolución de los tipos de interés es a través de la Taylor Rule (Regla de Taylor), que históricamente ha estado muy relacionada con la evolución de los tipos de interés en Estados Unidos. En este sentido cabe destacar que aunque esta relación parezca que haya disminuido, lo cierto es eso se debe a que los tipos de interés de referencia en Estados Unidos llegaron a su límite inferior. Si se utiliza el Shadow Rate para el estudio, se verá que la relación se ha mantenido y que de hecho la política monetaria es más restrictiva desde mediados de 2013.



Finalmente, también se sigue mucho los datos del consenso, ya sean las propias previsiones de la Fed (resumidas en los famosos dots), las del consenso o las del mercado, o a través de la probabilidad implícita en los futuros de los Fed Funds. Es importante tener en cuenta que estas opiniones van cambiando, y por lo tanto es más informativo cómo cambian y por qué que el simple dato de la previsión o la probabilidad implícita en un momento concreto.







Tan sólo teniendo esto en mente, podrás hacerte una opinión formada de por dónde van los tiros en la Fed.

Tomás García-Purriños, CAIA

@tomasgarcia_p
Share:

1 comentarios:

Teresa dijo...

Me ha gustado, muy interesante.

Publicar un comentario